¿Cuál es la posición correcta del asiento para conducir?

Este es uno de los temas más debatidos por la comunidad de conductores y de expertos al volante en todo el mundo. La posición del asiento de forma correcta permite reducir el estrés que causa cualquier desplazamiento, proporcionando comodidad, seguridad. Además, una correcta posición facilita mantener más activos nuestros reflejos durante la conducción.

El asiento es tu trono

Los fabricantes de coches invierten recursos en desarrollar mejores sistemas de asientos para sus modelos. Si bien a nivel mecánico tienen poca innovación, a nivel ergonómica sí que han tenido mejoras. Es evidente al final es donde pasará más tiempo la persona que conduce el vehículo. Ahora bien, más allá de las mejoras que nos puedan proponer los fabricantes, lo importante es asegurarnos que la posición del asiento es la adecuada para conducir. Y es que, comparados con vehículos antiguos, se nota el cambio. No obstante, todo ese desarrollo puede no resultar favorable o cómodo si no se siguen. Es por ello que en Dribo, tu escuela de conducción, te contamos ciertas recomendaciones que debes tener en cuanta en el momento de sentarte a conducir.

Consejos para mejorar la posición del asiento para conducir

La postura debe ser una precaución elemental que todo conductor debe conocer, pues de ella depende en gran parte nuestra actuación ante imprevistos en la carretera. Incluso nos protegerá contra posibles lesiones en caso de accidente. Vamos a repasar cuatro consejos importantes que debes tener en cuenta para ajustar la posición del asiento. ¿El objetivo? Aumentar el confort tuyo y el de los ocupantes que se desplacen contigo.

Ajusta la posición del asiento con sus mandos

En la actualidad, los asientos están compuestos por diversos mandos que permiten ajustar su distancia horizontal, altura desde el suelo del coche o la inclinación del respaldo. También los reposacabezas pueden ajustarse de acuerdo a la altura del conductor o del ocupante. Para ajustar su posición te aconsejamos realizar lo siguiente:

  • Con respecto a su distancia horizontal, debemos ajustar el asiento para que las rodillas estén un poco flexionadas para pisar los pedales. No es conveniente que estén muy flexionadas o muy estiradas.
  • Al momento de sentarnos, la distancia desde el borde del asiento hasta la parte trasera de nuestras rodillas debería ser de dos dedos.
  • En algunos modelos, el cojín horizontal se puede mover adelante y atrás. La mejor posición es aquella en la cual las rodillas están niveladas con las caderas.
  • En cuanto a la altura, se recomienda que el asiento esté lo más bajo posible para aumentar la estabilidad, pero dando prioridad mayor a una buena visibilidad tanto de los mandos del coche como del parabrisas en toda su extensión.
  • Por último, el reposacabezas debe ajustarse a una altura tal que su centro esté prácticamente alineado con nuestros ojos. Este elemento evita movimientos bruscos de la cabeza en caso de accidentes.

Ajuste del respaldo

El ángulo de inclinación entre el respaldo y la horizontal debería ser aproximadamente de entre 95º y 100º. No debe estar ni demasiado recostado, ni muy inclinado hacia el frente. La mejor posición del respaldo es aquella en la cual la espalda se encuentra bien apoyada, y los brazos se están ligeramente flexionados cuando agarres el volante. Así podrás realizar las maniobras con comodidad. Un truco para saber si estás a distancia correcta: las muñecas deben quedar apoyadas sobre la superficie del volante.

Ajuste del volante y posición recomendada de las manos

Otro de los elementos que también debe ajustarse es el volante. Prácticamente todos los coches permiten ajustar su posición, por lo menos en altura. Algunos modelos más avanzados también incluyen ajuste de profundidad. El mejor ajuste del volante es aquel en el cual se puede girar de manera cómoda, con la espalda apoyada sobre el respaldo, los brazos flexionados y sujetando correctamente este elemento de dirección. Además de permitir una buena visibilidad del cuadro de instrumentos. Asimismo, el ajuste de altura del asiento no debe permitir que las rodillas rocen o choquen con el volante. Con respecto a la posición de las manos, imagina un volante como un gran reloj. Existen debates en función de dos recomendaciones. Algunos expertos afirman que la mejor manera de sujetar el volante es en una posición 9:15. Otros recomiendan la posición 10:10. En todo caso, las manos siempre deben ir sobre el volante, sin cruzar los brazos.

Ajusta correctamente cinturón y retrovisores

Por último, debemos ajustar otros elementos necesarios durante la conducción. Uno de ellos es el cinturón de seguridad. De nada serviría acomodar bien el asiento si no se acompaña este ajuste con la colocación del cinturón de seguridad. Este elemento debe pasar sobre el pecho y la clavícula, de un extremo superior a otro inferior sin que oprima al cuerpo. Ahora, la correa intermedia debe sujetar un poco más para impedir movimientos peligrosos, sobre todo en caso de accidentes. En el caso de los retrovisores, su ajuste debe hacer que la cabeza se mueva lo menos posible y evitar ángulos muertos de visibilidad. El ajuste del retrovisor interior debe cubrir en su totalidad la luneta trasera. En el caso de los retrovisores laterales, deben estar lo suficientemente abiertos para abarcar una mayor visibilidad de lo que ocurre alrededor del vehículo en las zonas que no abarcan tu campo de visión normal.

Ajusta con seguridad la posición del asiento

Queremos que tengas la mejor formación como futuro conductor o conductora. Esto es solo una muestra de lo que puedes encontrar en Dribo, la autoescuela digital líder en España, que te permite sacarte el carnet de conducir fácilmente con tu móvil.

La mejor autoescuela online en tu móvil



Logo Dribo