coche manual y automático
Ventajas y desventajas del coche manual y automático
13/04/2022
posición correcta del asiento para conducir
¿Cuál es la posición correcta del asiento para conducir?
19/04/2022
condiciones climatológicas conducción segura

Aprende a conducir con lluvia

Conducir un coche bajo la lluvia puede suponer tener que afrontar situaciones arriesgadas, especialmente si eres principiante. Algunas cifras indican que las probabilidades de sufrir un accidente al conducir con lluvia aumentan hasta un 70%. Pero esto no significa que se debe dejar de lado el volante en esos momentos, sino que hay que debemos aumentar las precauciones y aprender ciertas recomendaciones que explicamos a continuación.

Lo primero...

Si debes conducir con lluvia, lo primero es no perder la calma. Pero sobre todo no hay que bajar la guardia ni confiarse en exceso. Por más experiencia que tengas al volante, conducir con lluvia te puede poner en situaciones límite de visibilidad o esconder sobre saltos en la calzada que no se perciban a simple vista. Por lo tanto, con lluvia especialmente evitaremos una actitud despreocupada o un estado de ansiedad que puedan afectar a nuestros reflejos. Si conduces habitualmente con lluvia o tienes previsión de hacerlo, asegúrate de tener el coche en buenas condiciones mecánicas. Es fundamental llevar el vehículo al taller para sus revisiones periódicas y mantenerlo en el mejor estado posible. Con ello, no únicamente reducirás el riesgo durante la temporada de lluvia, sino en cualquier otro momento. Para saber cuáles son las recomendaciones básicas para aprender a conducir con lluvia sigue presta atención que empezamos.

Siete recomendaciones para aprender a conducir con lluvia

Para conducir con lluvia de manera eficaz existen muchísimas recomendaciones. Sin embargo, por algo hay que empezar, y creemos que estas siete recomendaciones son las imprescindibles:
  •  Cuida de los neumáticos: Con la lluvia el asfalto tiene menos tracción y esto se traduce en una disminución del agarre de los neumáticos con la superficie. Para conducir con lluvia de manera segura, debes hacer un chequeo frecuente al estado de los neumáticos. Un mal estado de los neumáticos aumenta de forma peligros el riesgo de accidente sobre mojado.
  •  Haz el mantenimiento a los parabrisas: Otro de los aspectos que hay que revisar cuando se conduce con lluvia es mantener la vista lo más despejada posible. Por eso, las lunas delanteras deben estar limpias en todo momento. En este sentido, las escobillas de los parabrisas son vitales. Es posible que si al encender el limpiaparabrisas el vidrio quedo peor de lo que estaba, se requiera un cambio de la escobilla. Estas suelen necesitar cambio una vez al año, ya que están permanentemente expuestas a la intemperie y se deterioran. También es recomendable limpiar el parabrisas delantero por la parte interior del coche, porque la lluvia suele empañar los cristales y dificultar.
  •  Conducir a baja velocidad: Debido a que el agua provoca una disminución en el agarre de los neumáticos, no es recomendable conducir con lluvia a alta velocidad aunque la vía lo permita. Esto además de suponer un riesgo de por sí, reduce la capacidad de maniobra ante un imprevisto. Tampoco es recomendable frenar o acelerar de manera brusca, porque podrías perder el control del vehículo con relativa facilidad.
  •  Llevar las luces encendidas: Otra de las recomendaciones básicas para estos momentos es llevar las luces de cruce encendidas. Además de mejorar la visión, facilitarán que otros vehículos puedan ver tu coche a mayores distancias.

Más consejos a tener en cuenta

  • Aumenta la distancia de seguridad entre vehículos: Debes mantener una distancia considerable con otros vehículos con los que compartas la calzada. Recuerda que otros conductores pueden realizar movimientos bruscos, cometer errores o simplemente perder totalmente el control del vehículo. Para evitar accidentes, es mejor mantener la distancia.
  • Presta especial atención a la carretera: Con la lluvia, es probable que algunos objetos sean arrastrados a la vía. Por eso, hay que observar con mayor cuidado la ruta por donde se avanza. Esto es especialmente vital cuando circulas en un vehículo de dos ruedas.
  • Actúa con serenidad: Sobre todo, mantén la calma. Los estados de nerviosismos pueden hacer que tus capacidades al volante disminuyan. Recuerda que si por algún motivo pierdes el control o tienes que maniobrar, la serenidad será tu mejor aliado para reaccionar.
Como ves, no hay necesidad de sentir miedo a la hora de conducir con lluvia. Si conduces con tranquilidad, tienes el vehículo en condiciones óptimas y prestas atención a la carretera no tienes de qué preocuparte. Si eres novato y quieres sacarte el carné, en Dribo te guiamos con estos y otros consejos, para que conduzcas de forma responsable con total seguridad.

¿Tienes dudas?

Deja tu número de teléfono y te llamaremos gratis

LLÁMAME GRATIS

Al introducir tu número estás aceptando nuestra política de privacidad

Gracias por confiar
en Dribo ❤️


Nuestro equipo de profesores online te llamará lo antes posible